• +34 637 158 955

  • info@grupomercadoherrera.es

  • Motril y Granada

Administración de Fincas

Comunicaciones con la Comunidad de Propietarios: email y sus efectos

Hoy queremos detenernos en un tema que, cada vez, crece debido a la evolución en las nuevas tecnologías. Nos referimos a la forma de comunicarse el propietario con la Comunidad de Propietarios y viceversa.

El art. 9.1 h) de la LPH recoge la forma de comunicación, estableciendo la obligatoriedad al propietario de designar un domicilio a efectos de notificación. En su defecto, se entiende que es el de la propia vivienda. Pero, ¿qué ocurre si se quiere designar un email?

Pues bien, interpretando el artículo a los tiempos actuales (ya que aún no hay modificación alguna sobre ello) podemos entender que si hay un expreso reconocimiento y aceptación de recibir las comunicaciones via email por parte del comunero, se entendería que esa dirección de email aportada sería válida. Ya que realmente nos está designando una dirección de notificación que no tiene por qué ser física. Ahora bien, esta decisión le corresponde tomarla al propietario, no pudiendo la Comunidad imponer dicha forma de notificación, ya que por encima de todo acuerdo comunitario están los Estatutos y la propia LPH.

En cuanto a la validez de las notificaciones en cuanto a convocatorias y actas, será necesario que exista una confirmación de entrega y una aceptación de la recepción a efectos legales de notificación. Sustituyendo la tradicional notificación certificada con acuse de recibo vía postal. Igualmente es fundamental y prioritario que si se opta por esta vía de comunicación, cuando exista alguna modificación que el comunero haga llegar a la Comunidad el cambio de email.

Lo que no podemos negar es que este tipo de comunicaciónes y, es más, el compartir toda la información de la Comunidad a través de un portal de internet supone una evolución muy beneficiosa para la Comunidad. Dado que se consigue una notoria celeridad en las comunicaciones y una trasparencia total y absoluta en la gestión. Además del consiguiente ahorro económico para la propia Comunidad y, por ende, para los vecinos.

Lo que si está claro es que la Comunidad no puede obligar a los vecinos a usar este medio pero no quita que la Comunidad pueda establecer algún tipo de bonificación o bien facilitar mucha más información a todos los vecinos que opten por este medio que, a la larga, acabará sustituyendo la tradicional forma de notificación postal.

Ya lo dice el dicho, renovarse o morir. Ahí queda. Espero que les resulte útil.

¿Qué opina?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish